• Today is: Martes, abril 25, 2017

La rendija del domingo… Conspiración.

IMG_2232
Grupo Informador
marzo19/ 2017

Luego de que la semana pasada se diera a conocer por parte de la titular de la Secretaría de la Función Pública en Zacatecas (SFP), Paula Rey Ortiz Medina, que varios ex funcionarios de la pasada administración podrían enfrentar cargos por irregularidades, y al tiempo de que el gobernador del estado, Alejandro Tello, se encontraba en gira de trabajo en Estados Unidos, atendiendo el tema de los migrantes deportados, se juntan las tribus alonsistas.

Resulta que en la finca San Miguel, propiedad del actual director del Fonatur y ex gobernador, Miguel Alonso, se dieron cita quienes permanecen leales a su causa, y quienes de una u otra manera resultaron beneficiados con las decisiones del mandatario anterior, miembros todos, de una administración con una clara característica: la opacidad en el manejo de recursos.
En el uso de la voz, el ex alcalde de la capital, Carlos Peña Badillo, actual diputado local y con “pendientes” en su gestión, se llena la boca al decir que Miguel Alonso presentó, desde su llegada a la escena política, “un proyecto a largo plazo”, el cual, desde luego, incluye los próximos comicios.
“Quienes tenemos una trayectoria de años en el PRI, dijo, sabíamos que para recuperar la gubernatura de Zacatecas en 2010 sólo había un personaje, y éste llegó y construyó un equipo que permitió pensar en proyectos de largo alcance”.
Hay legiones extranjeras, y muchos que denostan el esfuerzo, se vieron beneficiados, agrega Peña Badillo, lo que habla de la visión de largo plazo de Alonso para Zacatecas. “La adversidad no ha vencido ni vencerá”, señaló, y se mostró agradecido, ya que todos los que estaban en la señalada reunión, pedían una oportunidad.
De esta forma, Enrique Flores, Pepe Haro, Carlos Peña, Lindy Bugarín, Guillermo Huízar, Jorge Luis Rincón, Isadora Santibáñez, Alberto Campos y algunos otros como Noemí Sánchez Ruvalcaba, alzan la mano para que se les tome en cuenta en la lucha de poderes que culminará con los consabidos huesos, muy jugosos por cierto, de 2018.
Quien prueba las mieles del poder no las quiere soltar. En cierto modo es una adicción, además de legítima aspiración. Lo cierto es que no saben para qué sirve el poder, y basta echar una mirada al México pobre que vivimos a diario, luego de 80 años de existencia del PRI. Muchas aspiraciones y pobres resultados. Deberíamos comenzar por un examen de conciencia, si es que existe la conciencia aún en la clase política, a propósito de la Cuaresma. Grandes ideales y cortos impulsos.

Con información de www.periodicomirador.com

Comparte tu opinión mediante redes sociales

Loading Facebook Comments ...