• Today is: Jueves, junio 21, 2018

Pronostican 50-60 % de probabilidad de la entrada del fenómeno “El Niño”

PORTADA CLIMA
Grupo Informador
mayo06/ 2014
Organismos internacionales, la probabilidad del desarrollo del fenómeno El Niño es de 50 % para los meses de junio- agosto, mientras que la posibilidad de que se presenten condiciones de Niña son por debajo del 10%.

Irma Mejía / Grupo Informador

irmamejia@grupoinformador.com.mx

 

Definición científica “Niño”: Fenómeno oceánico-atmosférico, es de intensidad variable y ocurre en el Pacífico. Durante su ocurrencia provoca cambios en la temperatura y en los sistemas de presión en la región tropical del Océano Pacífico afectando los climas del mundo entero.

Las autoridades meteorológicas y los especialistas se han mantenido en la postura de que aún permanecen neutrales sobre la presencia del fenómeno de El Niño, aunque a la par también han admitido que hay condiciones atmosféricas y oceánicas favorables para que un evento de El Niño se desarrolle durante el verano de 2014.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) recientemente ha informado que, de acuerdo con organismos internacionales, la probabilidad del desarrollo del fenómeno El Niño es de 50 % para los meses de junio- agosto, mientras que la posibilidad de que se presenten condiciones de Niña, son por debajo del 10%.

Postura que se reafirma en el reporte científico denominado “Reporte del Clima en México” (Marzo 2014), emitido por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en el que se evaluó las condiciones globales del clima hasta el último del mes del marzo.

En éste documento se especifica que de acuerdo con el Instituto Internacional para el Clima y la Sociedad / Centro de Predicción Climática, la perspectiva del ENSO para los próximos meses indica “una transición de la condición neutral hacía anomalías positivas cercanas a +0.5°C a partir del periodo entre junio y agosto, esta condición se podrá mantener hasta los inicios de 2014 en el hemisferio norte”.

En sí, en este pronóstico se admite que el promedio de los modelos señalan la transición hacia las condiciones de El Niño, aunque los estadísticos se mantienen más conservadores.

Por ello, en este reporte científico, la pluma probabilística de modelos de predicción del ENSO de mediados del mes de marzo muestra probabilidades del 50 al 60% de evolución hacá condiciones de El Niño a partir del periodo junio-agosto, mismo que se mantendría hasta el fin de año.

Podría prolongarse 2015-2016

Cabe mencionar que también a nivel nacional,  el coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional de la Conagua, Juan Manuel Caballero, públicamente ante los medios de comunicación anticipó que, de presentarse este fenómeno de El Niño,  dependería del comportamiento de éste, pero previó que podría prolongarse hasta los años 2015 o 2016.

Incluso,  el funcionario federal también informó que se han pronosticado 15 ciclones tropicales en el Pacífico, de los cuales tres serían intensos; mientras que para el Atlántico se esperan 10, de lo que dos serían intensos.

Estos fenómenos climatológicos se han caracterizado por ser extremos, en el caso del Niño se le han relacionado con bajas probabilidades de lluvias que han provocado intensas sequías, aunque la misma Conagua a nivel nacional ha referido que el monitor de sequía en México, a principios de año, aún se encontraba sin afectación en el  78.18% del territorio nacional y sólo con algún grado de sequía un 21.82%.

Respecto a “El Niño”, dijo que este fenómeno surge por el calentamiento de las aguas del Pacífico en la zona de Sudamérica, lo que ocasiona cambios en el clima, sequía en el centro de México y lluvias intensas en secciones del país e inviernos generalmente húmedos. De aparecer, “El Niño” podría durar entre 9 y 12 meses.

De manera general, los especialistas han considerado que la lluvia en el primer trimestre estaría por debajo de lo normal en el norte y noroeste del país, aunque cabe mencionar que dicha situación en los meses de  abril significa algo normal para dicha región que podría significar lluvias deficitarias en la zona norte de México.

Ante esta situación, no queda justamente a las autoridades locales que sean preventivas ante la llegada del fenómeno de El Niño, principalmente en Zacatecas, ya que es una de las regiones áridas y semiáridas, donde también ha dejado grandes estragos las sequías.

Foto: Jesús Martínez / Grupo Informador

Contenido del periódico impreso El Campirano, propiedad de Grupo Informador.

Consulta la versión digital en el link: http://issuu.com/grupoinformador/docs/campirano_abril_imprenta

Comparte tu opinión mediante redes sociales

Loading Facebook Comments ...